Ciencia para impacientes

viernes, diciembre 18, 2009

FORO ENSAYA 2009: Contar la ciencia. Contar con la ciencia.

El mundo está en continua transformación motivada por los avances de la ciencia y la tecnología. En el horizonte cercano del 2050 las nuevas fronteras entre la vida y la muerte, lo natural y lo artificial, entre otras, necesitarán ir acompañadas de un desarrollo social y una opinión pública con cultura científica que sepa asimilarlas, criticarlas y utilizarlas.

En este contexto, el pasado 20 de noviembre se celebró en la Casa de los Periodistas de Logroño la presentación del libro “Un breve viaje por la ciencia” que recoge los quince mejores trabajos presentados a Ensaya’08, IV Certamen “Teresa Pinillos” de ensayos de divulgación científica y humanística. Aprovechando esta ocasión, también tuvo lugar la mesa redonda “Contar la ciencia. Contar con la ciencia”, que contó con la asistencia de numeroso público. En la mesa redonda, dedicada a debatir los retos y oportunidades de la divulgación científica en español, participaron Pedro Campos, en representación de la Real Sociedad Española de Química; Rosario García, decana de la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Rioja; Malen Ruiz de Elvira, periodista de El País y jurado de Ensaya’08, y Dolores Fernández, directora de la Casa de las Ciencias de Logroño.

En nuestros días, la ciencia está detrás de prácticamente todo lo que nos rodea. Noticias sobre alarmas sanitarias como la gripe A, sobre el cambio climático, sobre crisis energéticas, sobre medicamentos milagro, etc. requieren que el ciudadano disponga de información científica comprensible y rigurosa para que pueda formar su propia opinión de manera crítica. A este nivel, la divulgación y la comunicación de la ciencia adquiere un valioso papel educativo y cualquier esfuerzo en acercar la ciencia resulta inestimable. Los medios de comunicación juegan un papel esencial en este acercamiento y también la propia ciencia debe estar sujeta a su autocrítica. La mesa trató de reflejar la percepción sobre este tema, tanto desde el ámbito científico como desde el ámbito de los medios de comunicación y los museos de ciencia.

Los científicos deben enfrentarse a menudo a la pregunta “¿y esto para qué sirve?”, transmitiéndose muchas veces un mensaje de “eso es una perdida de tiempo”, tal y como señaló Pedro Campos. Además, la imagen que se presenta de los científicos en el cine y la televisión suele tener connotaciones negativas al relacionarles con el origen de peligros medioambientales, de graves amenazas víricas, o con la creación de temibles armas que acaban en manos de terroristas. La ciencia, además de argumento desfigurado para las películas más taquilleras, también es cultura y por ello, merece un espacio destacado tanto en los medios de comunicación como en los planes de estudios de la educación básica y superior. Conocer algo tan cotidiano como el funcionamiento de un microondas, por ejemplo, puede ser una experiencia muy gratificante y que estimula el gozo intelectual del ciudadano más profano.


Desde la perspectiva de los museos de la ciencia, Dolores Fernández afirmó que se observa que la ciencia sí interesa y su público cada vez es más numeroso. Estos centros funcionan como puntos de encuentro entre los ciudadanos y los científicos y juegan un papel importante dentro de la educación no formal sobre materias científicas. El centro de la actividad de los museos es su público, que muchas veces resulta muy heterogéneo. Para que el visitante obtenga una experiencia gratificante, el museo debe disponer de actividades adaptadas a diferentes niveles educativos. Para lograrlo, se disponen de varios trucos: resumir, ir a la esencia del mensaje; usar un vocabulario sencillo y realizar experiencias reales, porque lo que se experimenta se recuerda mejor.

Por su parte, Rosario García señaló que la ciencia ha contribuido al aumento de nuestra esperanza de vida, a una mejor alimentación, a aliviar los trabajos más penosos mediante el empleo de energía, a aumentar nuestra capacidad de procesar y almacenar información, etc. Es por ello que la ciencia debe ser un bien compartido por todos los pueblos. Desde el ámbito científico, preocupa la pérdida de contenidos y de interés de los alumnos por los temas científicos durante la enseñanza secundaria. El conocimiento de la ciencia tiene que apoyar al ciudadano en su toma de decisiones en democracia, prepararlo como usuario de ciencia y tecnología, o como profesional dedicado a la ciencia y la tecnología. Y con estos objetivos, el mensaje que desprenden los nuevos contenidos del bachillerato es que “ahora, también lo científico tiene que ser light”. Ante esto, el profesorado reclama más horas para asignaturas científicas y un reconocimiento de que conocer la ciencia, para poder usarla, es un trabajo duro y que exige esfuerzo. La divulgación científica, como educación no formal, juega un papel importante de apoyo a la educación formal para fomentar la curiosidad y el interés por la ciencia.

Desde el punto de vista de los medios de comunicación, Malen Ruiz de Elvira consideró que mejor información científica es sinónimo de mejor educación y de mejores políticas. En este momento el 25% de las directrices europeas tienen detrás una base científica.

Para los medios un aspecto importante es la comunicación del riesgo. En ocasiones, no se toma el tiempo suficiente de reflexión para evitar el alarmismo, como ha podido ocurrir con la gripe A. Otro ejemplo lo encontramos en las noticias que han ido apareciendo sobre el peligro de los teléfonos móviles, ya que en realidad hasta el momento no se ha encontrado ninguna prueba que demuestre que produzcan daños en el ser humano. Otras veces, es la publicidad la que abusa de la imagen de la ciencia porque ésta se asimila con conceptos como “bueno” y “verdad”.

Es cierto que muchas veces la información necesita de un añadido divulgativo sobre el tema científico del que se trate, que facilite la comprensión de la información. Sin embargo, no es posible convertir a un medio de comunicación, como un periódico, en algo parecido a una enciclopedia. Y por otro lado, tampoco se puede despreciar al lector pretendiendo que la información “la entienda un niño de cuatro años”. En este sentido “abogo porque el nivel educativo de la información resulte de un nivel aceptable, evitando los contenidos de baja calidad” señaló Malen.

Cuando nos quejamos de la escasa repercusión de la ciencia española en los medios de comunicación y la escasa cultura científica, también hay que ser conscientes de que éstas son proporcionales al tamaño y tradición del sistema español de ciencia y tecnología (ciencia-administración-empresa). Así por ejemplo, en otros países con sistemas más consolidados, los gabinetes de prensa de los centros de investigación envían informaciones elaboradas y bien referenciadas, que resultan más atractivas de cara a su publicación en un medio de comunicación. Si a esto le añadimos que la ciencia española apenas cuenta con portavoces, se puede concluir que hay algunas barreras que dificultan la información científica en español.

Además, los autores asistentes a la mesa también quisieron dar su opinión sobre los temas tratados. Por su parte Eduard Aibar, señaló que otra barrera a la comunicación científica es el escaso reconocimiento académico con el que cuenta, tanto a nivel curricular como de aceptación entre los propios colegas. También Manuel González-Bedia señaló que la comunicación de la ciencia es una de las vías por las que el mundo académico puede retornar a la sociedad la inversión pública que se hace en el desarrollo del conocimiento general.


Categoría: Ciencia, Nexociencia, Certamen

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola

Me gustaria saber si habra un quinto certamen Teresa Pinillos..

Gracias y perdon por la ortografia, mi teclado no rige...

Nexociencia dijo...

Estimado lector:

En febrero de 2010 se abrirá la nueva convocatoria de Ensaya'10, V Certamen Teresa Pinillos.

Ya pueden ir preparando sus trabajos, que estaremos encantados de recibir.

Un cordial saludo,
Nexociencia

Astermeds.com dijo...

Hello,
This is an interesting information found here.... Keep posting such an amazing blog post.

Thanks!

Anónimo dijo...

Hola

Me gustaría saber si habrá un sexto certamen Teresa Pinillos.

Saludos